martes, 23 de noviembre de 2010

Mi nuevo ratón - Logitech M125, analisis y opinión.

Mi nueva adquisición; un ratón para el portátil.

Este es mi tercer ratón que tengo de la manca Logitech. El primero que tuve era un inalámbrico, pero las baterías duraban apenas un mes y estar cambiándolas es una lata.
Eso sí, la calidad del producto me sorprendió mucho, por lo cuidada que estaba en relación al precio (30€).
El segundo era un modelo completamente básico pero, otra vez, con una calidad sorprendente para el precio.
Esto nos lleva a mi nueva adquisición. En este caso opté por algo lo más portátil posible y sobre todo que no fuese con pilas, ya que como todo el mundo sabe, se te acaban un domingo por la noche cuando estas en medio de un proyecto con photoshop.

La solución vino de la mano del siguiente aparatito, el Logitech M125.

¡El tamaño real es solo un poco más grande que esta imagen!



Funciona fenomenal, es bastante preciso (1000 dpi) y no pesa nada, en parte debido a la ausencia de pila.
El cable es retráctil y cuando no se usa se acopla a un espacio en el propio ratón por lo que en el transporte se queda como un ratón sin USB.
Es bastante cómodo, lo llevo usando 5 horas y no tengo la mano cansada (y eso que gasto unas manos bastante grandes).
Por ahora no se que tal andará en cuanto a durabilidad pero conociendo Logitech pondría la mano en el fuego a que no tendré problemas de ningún tipo, si los tuviera la garantía es de tres años en vez de dos.
Todo esto por el increíble precio de... 14€, que sin ser ultra-barato es bastante decente teniendo en cuenta la calidad del aparatito.

En resumen, un ratón simple y ligero para portátil que no trae ninguna complicación; eso si el extra "cool" del inalámbrico va aparte.

lunes, 15 de noviembre de 2010

El sueño...

El sueño: Recorrer los Alpes
El coche: BMW 335i

(Verlo en HD)

Driving the Alps - BMW 335is European Delivery Trip from Janitha on Vimeo.

lunes, 25 de octubre de 2010

Mission Fuckin Accomplished

Haz click en el comic para verlo en grande.

miércoles, 11 de agosto de 2010

Musica Dance

Estaba recordando viejos tiempos y en mi mente tenía una canción dance de cuando era un 15añero.
Al final la he encontrado y os propongo escucheis este TEMAZO! Haber donde estabaís y que hacíascuando lo escuchabas...



Os dejo un par más por los viejos tiempos!!




sábado, 8 de mayo de 2010

Campañas Publicitarias Ridiculas

Esta mañana he encontrado mi coche (y todos los de la calle) decorados con una pegatina roja en el cristal del conductor. Que graciosos los publicistas, deben haber pensado que inmediatamente me haría una gracia tremenda y que no podría para de reír por la ocurrencia.

En la pegatina se hace referencia a una web, que pertenece a Vodafone.
Pues bien señores publicitas de Vodafone, no se donde habrán estudiado para tener la brinllantísima idea de hacer esta campaña publicitaria agresiva, pero yo les ASEGURO que han creado agresividad en mi!

Hace unos meses que me quité de Vodafone por que sus tarifas se estaban disparando. Por otro lado no habría tenido ningún problema en haberme quedado con ellos. Sin embargo por cosas como estas tengo claro que no recibirán de mi ni un céntimo en su vida.

Puede parecer mucho enfado por una simple pegatina en el cristal pero ¿qué les parecería que yo les pegara una pegatina en su cara? ¿O en la puerta de su casa?

Lo primero es respetar la propiedad de las personas; especialmente cuando estas son futuros clientes.

¿Porqué tiene mi propiedad que servir como soporte para la publicidad de una empresa?
¡¡Y todo esto de forma completamente gratuita para ellos!!

¿Qué esperaban que me riera? ¿Qué les felicitara?

Ahora tendré que pagar un lavado y echar la mañanita para despegar la tontería de los publicistas estos.

PD: Encima la web a la que hace referencia está dedicada a la F1 y al equipo McLaren, hacía el que yo siento una especial animadversión!
No pongo la web para no darles más visitas.

Vodafone Desgraciados Publicistas Payasos

jueves, 11 de marzo de 2010

BMW -- Oldest trick in the World.

Que si cambio climático, que si debemos tomar medidas, que si es muy difícil… Mira: la Naturaleza se debe respetar, porque ella no perdona.
- escuchado a un campesino

martes, 9 de marzo de 2010

Mis series TV favoritas. (Capitulo I) [How I Met Your Mother]

How I Met Your Mother (Como conocí a vuestra madre).


Cómo conocí a vuestra madre es una sitcom estadounidense estrenado el 19 de septiembre de 2005 por la cadena de televisión CBS. Fue creada por Craig Thomas y Carter Bays.
En el año 2030 el personaje principal, Ted Mosby (Josh Radnor), le cuenta a sus hijos los acontecimientos que condujeron a su encuentro con la madre de éstos, lo que explica el título y permite una narración en tiempo pasado. Otros personajes principales de Cómo conocí a vuestra madre son Marshall Eriksen (Jason Segel), Robin Scherbatsky (Cobie Smulders), Barney Stinson (Neil Patrick Harris), y Lily Aldrin (Alyson Hannigan).
La serie es emitida en Estados Unidos por la CBS, en España por La Sexta y FOX España y en Latinoamerica por FOX Life, en Cuba por Tele Rebelde.

[Sacado de la Wikipedia]

Lo mejor de esta serie es que siempre me deja con una sonrisa, mezcla de añoranza por los años pasados y porque nunca acaba mal ningun capitulo. Es una de esas series "feliz". La trama tiene algo de intriga, pero nada tipo Lost que te deje en tensión, sino que es algo más suave y general donde te preguntas "¿Quién será la madre al final?, ¿Fulanito y zutanita se liarán?".

Debo destacar el personaje de Barney Stinson (interpretado por Neil Patrick Harris) es, como decirlo... el puto amo!

Su frase "Suit Up" y "Legen...dary" son geniales y sus puntos son una de las razones por las que, cuando hay una racha de capítulos malos, quieres seguir viéndola.

Capitulos a destacar (entre todos porque todos molan): 5x08 The Playbook, 4x14 The Possimpible, 4x02 The Best Burger in New York", 1x10 The Pinapple Incident.

lunes, 11 de enero de 2010

Gran artículo "Vivís de mi dinero" de Oscar Molina.

Gran artículo "Vivís de mi dinero" de Oscar Molina. El original sacado de aquí.

Paso fuera de mi casa y lejos de mi familia una media mensual de 360 horas (15 días completos), contribuyo al fisco con un 40% de mi salario; entre impuestos directos, indirectos, tasas obligatorias y demás gravámenes, trabajo más de la mitad del año para el Estado.

Pago un colegio a mis hijos, mientras financio un sistema de educación pública; me dejo un turrón en una póliza de sanidad privada, pero abono religiosamente mi correspondiente diezmo para que muchos puedan tener cuidados médicos.

De lo segundo no me quejo (a pesar de que nadie me lo reconozca) y de lo primero no me quejaría si no fuese porque la educación pública consiste en meter a los niños en fábricas de ignorantes donde sólo se hace hincapié en su adoctrinamiento en un conjunto de paridas sin sentido.

Muchos están peor que yo. Se levantan a las 6 de la mañana, vuelven a casa cuando sus hijos se van a la cama, conviven con la cotidiana amenaza de perder su trabajo y hacen encaje de bolillos para que el fruto de su sacrificio vital les permita llegar a fin de mes.

Y otros, de número creciente, están aún peor. Han perdido su trabajo y conservan escasas esperanzas de conseguir otro.

Todos, de alguna manera, ponemos un montón de dinero para que vosotros, que sois muchos, os alimentéis de nuestra pasta.

Porque vosotros, incompetentes ejecutivos de la nada, mediocres gobernantes de nuestro Estado central, vivís de nuestro dinero.

Sois parte un elefantiásico entramado de Ministros, Secretarios de Estado, Directores Generales, y parásitos varios que contáis con un ejército de asesores, viajáis en coche oficial y reserváis Clase Preferente en vuestros viajes privados, con mi dinero.

A cambio, resultáis totalmente incapaces de resolver nuestros problemas, no garantizáis nuestra seguridad ni dentro ni fuera de España, no nos protegéis del desempleo, ni prestáis servicio alguno.

Sólo se os ocurren normas para coartar nuestra libertad, para vigilarnos, atemorizarnos y decidir qué es bueno para nosotros.

Tomáis posesión de nuestra vida pública, privada y de nuestro dinero para complicarnos la vida, y parís normativas orientadas a seguir siendo necesarios, a no permitirnos deshaceros de vosotros.

Por si fuese poco, inventáis problemas inexistentes, enfrentáis a la sociedad reabriendo debates cerrados, legisláis para cuatro, y tenéis la jeta de pagar un sueldo a majaderas de manual sin el menor sentido el ridículo que nos hablan de "acontecimientos planetarios". Todo con mi dinero.

Vosotros, prebostes de alguno de los diecisiete gloriosos mini-estados autonómicos, también vivís de mi pasta. Unos subidos a cuentos imposibles como la fábula de Aitor, otros mitificando a unos segadores de hace cuatrocientos años.

Los demás, a rueda de éstos, os habéis montado un chiringuito de consejerías, direcciones, subdirecciones, patronatos, embajadas y demás máquinas de gastar. Con mi dinero, claro está.

Usáis la pasta que yo gano trabajando para fomentar la insolidaridad y sembrar el odio a España; reclamáis la parte que vuestros inverosímiles derechos históricos os adjudican para poder aumentar la pléyade de vuestros deudos, para comprar votos con empleos a dedo.

Vivís en la reivindicación permanente que haga andar a una bicicleta que se caería si parara. Vosotros, garrapatas, no resistiríais el mínimo ejercicio de competencia para la obtención de un puesto de trabajo en el ámbito privado, vuestro único mérito es haber medrado en la estructura de un partido político. Y ahora, vivís de mi dinero.

¿Y qué decir de vosotros? Sabandijas de los sindicatos de clase. Liberados del trabajo, la responsabilidad y el cumplimiento del deber.

¿Cuántos sois? Sólo en Madrid, 3200; sólo en Madrid vuestro chollo nos sale a los contribuyentes por 77 millones de euros.

¿Para qué? Para que tengáis el uniforme, el mono o la bata sin estrenar. Para que viváis de una novela en la que sois los únicos personajes, porque no representáis a nadie, sin acudir a vuestro puesto de trabajo.

No tenéis afiliados, no defendéis nada, firmáis condiciones laborales de miedo para vuestros presuntos representados, cobráis un canon por los ERE´s, o lo que es lo mismo, sangráis al currito en concepto de "asesoramiento" cuando le ponen en la calle; os dedicáis a hacer política, calláis cuando miles de currantes pierden su empleo por no molestar a otros chupones de vuestra cuerda, y ejercéis la protesta asimétrica según quien gobierne.

No valéis para nada, no arregláis nada, no solucionáis nada, no defendéis a nadie, algunos habéis conseguido llevar tan lejos vuestros tejemanejes que acabáis de directivos en vuestras empresas...y vivís de mi pasta.

Y no me olvido de vosotros. Engreídos "creadores", apoteósicos mediocres del arte presunto, vividores del mérito subvencionado y subvencionable. Vosotros también vivís de mi pasta.

Os señaláis la ceja para apoyar sin disimulo a quien os ha puesto en casa, alimentáis vuestra vida regalada de mis impuestos, y además me insultáis.

Si no voto al partido que os gusta, podéis llamarme "hijo de puta"; si no comulgo con el Gobierno que os pone el pesebre pedís que se me encierre en un cinturón sanitario; si voto a quien no os mola, me llamáis asesino... todo eso después de que este hijo de puta, asesino y carne de sanidad progre os haya dado de comer con su dinero, a cambio de que produzcáis bodrios infumables que tratan de ganar una guerra 70 años después o que sólo sirven para que alguno pueda liberarse de sus complejos, algunos sexuales.

Habéis conseguido que todo hijo de vecino sea considerado delincuente preventivo y tenga que pagaros cada vez que se compra un teléfono móvil, una impresora, un ordenador... Habéis forzado la máquina de quien tanto os debe como para permitiros reclamar el tributo a quien se bautiza, hace la comunión, se casa o baila en la plaza del pueblo; cualquier día nos sangraréis en nuestro entierro. Vosotros, bucaneros de la creación de medio pelo, no venderíais ni uno sólo de vuestros estofados en el mercado privado, no conseguiríais financiación ni para la décima parte de vuestras piltrafas.

La inmensa mayoría de los que vivís de mi contribución y de sirlarme, no seríais capaces de engañar a un inversor para que sufragase las medianías que nos colocáis. Vivís del cuento, y encima os ponéis chulos mientras me metéis la mano en la cartera.

Firmáis manifiestos para los que no tenéis la menor legitimidad ni altura moral, y os auto designáis como el "mundo de la cultura"; entregáis rosas por la Paz a los asesinos, os vestís de palestinos entre playa y casino, y no tenéis una puñetera palabra para los que cayeron muertos de un tiro en la nuca, sin poder oler esas rosas que entregabais, mientras pagaban vuestros saraos y se retrataban cada vez que compraban un CD.

Todos vivís de mi pasta y sois muchos, cada vez más. Y nosotros cada vez menos.

Un 10 para este señor, y articulo polémico.