domingo, 22 de febrero de 2009

Fin de Semana en Asturias (Dia 1)

Esta es la crónica de una pequeña escapada de fin de semana a Asturias.
Como sólo era un fin de semana tuvimos que apretar el mayor numero de sitios a visitar en el menor tiempo, pero como tampoco queríamos ir de 'crono' hubo que planear milimetricamente la visita.

PRIMER DÍA -Madrid-Oviedo --> 446km, 4h 21min

Llegamos a Oviedo tras un tranquilo viaje por las tierras castellanas; el viaje no se llega a hacer largo y la calidad de las carreteras es bastante buena, excepto al acercarse a oviedo que la autopista es más revirada de lo normal y eso no permite hacer buenas medias.

Cuando llegamos y tras dar unas cuentas vueltas, perdidos encontramos nuestro hotel.
Esta vez nos hospedaremos en un apartahotel de tres estrellas que hemos encontrado en lastaminute.com.
Se llama Apartehotel Campus y se puede reservar directamente con ellos por internet. La ventaja de alojarse en un apartahotel en vez de en un hotel es la cocina que permite hacerse uno la comida y así ahorrarse unos euros. Por supuesto el Domingo probamos la gastronomía típica asturiana pero ya llegaremos a ese punto.
El coche lo dejamos en el parking del hotel por 14€, que es un buen precio comparado con lo que se cobra en Madrid.

Por la tarde nos fuimos a visitar la ciudad, nuestra intención era volver tarde y por eso merendamos copiosamente, a sabiendas también del efecto de la sidra en un estómago vacío.

Visitamos la catedral y la plaza, dimos una vuelta por el centro de las compras, que estaba repleto de gente paseando, y vistamos el ayuntamiento donde habíamos oído que se iban a celebrar muchas bodas (era el día de los enamorados). Se respiraba un gran ambiente en la ciudad, los bares llenos de gente casi nos hacen olvidar que estabamos en febrero y que, si bien había hecho sol por la mañana, el frío se notaba. Entre la gente que estaba de fiesta, los que estaban de bares y los que simplemente paseaban nos abrimos camino hasta el ayuntamiento. A medida que nos acercábamos ibamos oyendo el sonido de las gaitas pero no sabíamos porque hasta que llegamos. Parece que en Asturias es tradición contratar a una banda de gaiteiros y tamborilerillos para animar las bodas.













Después de este paseo volvimos hacía nuestro hotel puesto que de camino estaba la calle de la sidra, que se llama así porque está llena de sidrerías. Nos paramos en una que nos pareció curiosa por el sistema de 'escanciado automático' de la sidra -salía como un chorro a presión de una maquina y caía en el vaso- cada culín nos salió por 40 céntimos, que no debía ser muy caro porque el bar estaba lleno (y eso que no era muy tarde).

Ya era hora de cenar y de irnos al hotel. Mañana sería otro día.

Fin de Semana en Asturias (Dia 2)

Llegamos al segundo día. Nos levantamos pronto y desayunamos en el hotel (el desayuno estaba incluído y era de buffet libre). Sobre las 11:30 de la mañana ya habíamos salido del hotel y nos dirigíamos a Cangas de Onís.
Cangas es un pueblo, ni muy grande ni muy pequeño, a orillas del rio Sella. se nota que es pueblo que ha crecido por el turismo y muchos de sus comercios viven de ello.
El interés de Cangas es que está en la 'frontera' con el Parque Nacional de los Picos de Europa, y en ese parque están las dos cosas más bonita y típicas de Asturias: El monasterio de Covadonga y los lagos de Covadonga; el Enol y el lago Ercina.
Además en Cangas podemos disfrutar de la comida y la sidra típica y también ver el famoso Puente Romano que data del S.XIII y por el cual pasaba la calzada que unía Asturias con Cantabria.

Para llegar hasta cangas fuimos evitando las Autopistas; queríamos empaparnos de la esencia de Asturias (y además yo quería ver porque la llaman el 'Paraíso Racing'). Cojimos la N-634 que es un vía de doble sentido pero amplia y con buen firme. Parte del rrecorrido va entre pueblecitos y a los lados se alternan los grandes cortados y los verdes pastos.
Ya para llegar a Cangas hay que cojer la PR-5. ¿Habeís visto alguna vez un tramo de rally? Pues esta carretera era uno de ellos. Te podías imaginar a las multitudes jaleandote en cada curva. Se disfruta bastante de la carretera y no hay que ir muy rápido para hacerlo.
Además el paisaje rural era fnatástico. Creo que fue un elección genial cojer este tramo; como prueba una foto (y es en la parte ancha de la carretera).
[FotoPR5]
El alojamiento que escogimos fue el Hotel La Cepada. Esté construído en una ladera que domina el pueblo por lo que las vistas son simplemente brutales. Las habitaciones son espaciosas y todo está al nivel de un hotel de cuatro estrellas. Tiene parking semi-cubierto. Esto es lo que se veía desde la ventana: [FTOTO]

Teníamos que aprovechar el día al máximo asique después de dejar el equipaje en el hotel salimos dirección Covadonga. Es muy fácil ir; solo hay que seguir los cientos de carteles indicativso del Monasterio.
La carretera es parecida (en estilo y calidad) a la N-634 pero más bonita porque hay tramos que bordea el Sella. Tiene unas curvas enlazadas muy bonitas y divertidas.
Se llega rápido al Monasterio...
(continuará cuando tenga tiempo)